Introducción a la rebelde cerveza artesanal

Este artículo fue publicado originalmente en: Ladylike

El mundo está en constante movimiento, como personas estamos siempre retándonos a probar cosas nuevas y diferentes para salir de “lo mismo”, la cerveza artesanal es un perfecto ejemplo.

Como latinoamericanas estamos acostumbradas a encasillar la cerveza como una bebida rubia, amarga y con gas, no nos culpo, eso es lo que hemos conocido desde siempre gracias a las corporaciones de cervecerías industriales.

No fue hasta estudiar en Alemania que descubrí una pasión por la cultura cervecera, tanto así que al final de mis estudios decidí completar una especialización en Ciencias de la Cervecería, lo que me convirtió en la primera y única Maestra Cervecera de El Salvador, profesión que decidí venir a desarrollar de regreso a mi país, fundando en el 2015 “Santo Coraje Cervecería”.

Una de nuestras metas principales como productores de cerveza artesanal es dar a conocer que la cerveza no se debe encasillar, que es una bebida que puede ofrecer muchos estilos diferentes cada uno con sus propias características de color, aroma, sabor y amargor.

Cada característica es controlada por un factor o directamente por un ingrediente, los cuáles son granos de malta de cebada o trigo, lúpulo, levadura y agua. El color de una cerveza proviene específicamente del tostado de los granos, es como un pan en la tostadora, sin tostar es blanco, nivel medio es cafecito y olvidado se hará negro.

El lúpulo es una planta con una hiel amarguisima, lo adivinaste, gracias al lúpulo es amarga la cerveza, mientras más se ocupe, más amarga será. Por último la levadura es un micro ser vivo, se encarga de comerse todos los nutrientes que obtenemos de los granos y convertirlos en alcohol y gas por medio de un proceso llamado fermentación. Importante de la levadura es que sepas que hay dos tipos principales: las levaduras Ale y Lagers.

Con toda esta información ya tienes suficiente material para poder lucirte en las largas conversaciones de vacaciones, sin embargo nos falta discutir el producto final: la cerveza.

Las cervezas se clasifican mayormente por su fermentación, es decir en Ales y Lagers. En general las Ales suelen ser más atrevidas e intensas en sabor, mientras que las Lagers son más tradicionales y conservadoras.

Dentro de las Ales hay estilos famosos como IPA (indian pale ale), Pale Ale y las Weissbier, Whitbier, Whitebeer como les quieras llamar. Las IPAs tendrán un sabor bastante frutal y amargo debido a la cantidad alta de lúpulo utilizado en el proceso. Si quieres probar algo de este tipo pero no eres super fan de lo amargo, te aconsejo quedarte con Pale Ales.

Por lo contrario las Weissbier no poseen amargor intenso y son bastante turbias, esta turbidez es una señal de su alto contenido de proteínas, por lo que estos estilos son perfectos para volver a nutrir tu cuerpo cuando te sientas desganada.

También existen Ales oscuras como la Brown Ale siempre frutal y de amargor un poco más fuerte y las Stouts que son completamente negras con amargor alto y tonos a café. Este tipo de cervezas son consideradas más que todo para inviernos al caer más pesadas y ser menos refrescantes.

Por otro lado tenemos las Lagers, mayormente su sabor suele ser bien balanceado lo cual te da un sentimiento de frescura, existen de todo tipo de estilos Pils rubias, Amber color caramelo e incluso Baltic Porters negras.

Tienes que tomar en cuenta que tipo de sabor prefieres sentir en tu boca, si te gustan los tonos a caramelo escoge colores rojizos y ámbar, si te gusta el chocolate y café puedes probar negras.

Aparte, existe un grupo de cervezas bastante aislado que son las Radler o Shandy, éstas son cervezas tradicionales mezcladas con un tipo de jugo de frutas. Personalmente son mis favoritas para tomar un día intenso de playa o ejercicio, son conocidas por su fórmula hidratante.

Es por eso que con Santo Coraje hemos elaborado varias Radlers, con naranja, limón, rosa de Jamaica e incluso maracuyá. No son muy conocidas y un poco difícil de encontrar, pero en general si quiere disfrutar de algo especial estas vacaciones te invito a buscarnos en nuestras redes como @santocoraje, y estar pendientes del formato envasado que tendremos listo justo a tiempo de vacaciones para que puedas llevarte contigo tus estilos de cerveza favoritos.

Recuerda que hagas lo que hagas la peor decisión que puedes tomar es no probar. La cerveza artesanal está hecha para degustar y descubrir qué estilos son los tuyos. Sobre todo, ten en mente que para poder decir con propiedad que no te gusta la cerveza, debes primero viajar alrededor del mundo y probar más de 120 estilos, hasta que no hayas degustado cada uno de ellos mejor no te encasilles en esa opinión negativa.

-Cecilia Cruz, Maestra Cervecera y Fundadora de Santo Coraje

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *